viernes, 22 de junio de 2012

Nueva Orleans luisiana estados unidos turismo



Pertenece a los Estados Unidos de América, es cierto, pero su arquitectura, su música, su cocina, su carnaval y su lenguaje, así como sus mezclas raciales y un espíritu irremediablemente original, hacen que Nueva Orleans deba ser considerada como un territorio único, un espacio sui géneris donde la cultura y la magia se dan la mano para reclamar esa condición de diferente, de especial, de no parecido a ningún otro que hayamos conocido.



Francia y África, el Caribe y América latina, España y los pueblos anglosajones, todo junto para conformar sabores y sonidos, texturas y colores, aromas y recuerdos que se quedan prendidos en la memoria y en el espíritu.



La llamada reina del Mississippi es una ciudad de húmedos amaneceres, tardes soleadas y noches llenas de jazz, esa oscura genialidad que sólo pudo haber nacido aquí, donde los cantos doloridos de los esclavos negros encontraron el espacio perfecto para convertirse en himno espiritual, en tonada que llega al fondo, más allá de las palabras.

Nueva Orleans barrio francés luisiana estados unidos

Hay que recorrer sin prisa el barrio francés, un espacio mágico y mítico, sueño de trotamundos y poetas donde se decantan las notas más sentidas del blues, la alegría eterna del carnaval, la mejor arquitectura colonial del país y, desde luego, los aromas y sabores de la cocina cajún, esa que se fue forjando entre cantos de negros bonachones y especias traídas de todos los continentes, entre recetas caribeñas y frescos mariscos del Golfo de México, entre refinamientos franceses, arroz salvaje y carne de cocodrilo, todo aderezado con las salsas más exóticas y mucha, mucha imaginación.

Nueva Orleans carnaval luisiana estados unidos

No importa la hora, el barrio francés vibra de todos modos con esa bohemia del jazz y de la buena vida, con ese carnaval que no termina nunca, que sólo se agazapa, por momentos, en la sombra de los hermosos balcones de hierro forjado, en la sonrisa de los artistas callejeros y en el paso lento de las carrozas de caballos que siempre van hacia la Plaza Jackson, dominada por la catedral de San Luis, en un extremo, y por el aroma inconfundible e irresistible de los beignets en el Café du Monde, al otro lado, un lugar imperdonable para probar la esencia de Nueva Orleans en esos deliciosos panecillos y en el café au lait.



Ahí junto se ubica el Mercado Francés, el más antiguo de la ciudad y, sin duda, uno de los más atractivos del país, pues ofrece todo un universo de aromas y sabores, de colores y formas que se materializan en especies y salsas, en vegetales y frutos, en libros de cocina y una interminable lista de souvenirs, desde los típicos llaveros y las consabidas playeras hasta los aderezos más exóticos para carnes y aves, extraordinarios discos que no se encuentran en otra parte y temerarios acercamientos al mundo del vudú y la santería, para terminar siempre en un buen restaurante o en algún expendio de dulces y chocolates artesanales.





La caminata cansa y despierta el apetito. Arnaud’s, Brennan’s y Court of Two Sisters resultan ser excelentes opciones para cenar al mejor estilo y con recetas celosamente respetadas de generación en generación, con lo más característico de la cocina cajún: el pescado enegrecido con especias, el jambalaya (arroz de grano largo cocinado con mariscos), gumbo (sopa de mariscos), pudín de ron, pan de elote o cualquier plato de mariscos frescos, recién pescados en el Golfo de México.

Nueva Orleans luisiana estados unidos jazz

Por supuesto, en Nueva Orleans la noche no termina con la cena, sino que apenas comienza la aventura musical y el recorrido de ambientes bohemios para degustar el jazz, el blues y el zydeco, músicas propias de la zona. Hay infinidad de lugares, pero nadie debe perderse el Preservation Hall, venerado templo de la pureza jazzística.



MÁS ALLÁ DEL BARRIO FRANCÉS



Más allá de la bohemia y la excelente gastronomía del barrio francés, Nueva Orleans es una ciudad capaz de satisfacer al más exigente de los viajeros, pues cuenta con ofertas de diversión y cultura para todos los gustos y presupuestos, empezando con el Acuario de las Américas, considerado como uno de los mejores del mundo y que muestra infinidad de especies tanto de agua salada como de agua dulce, así como ejemplos de diversos ecosistemas y un ambiente que logra combinar muy bien el aprendizaje con la diversión.



Otro lugar con características similares es el Zoológico Audubon, una institución de espacios abiertos y un concepto muy contemporáneo en cuanto a respetar al máximo posible el hábitat de los animales. Además, hay una sección muy interesante que está dedicada a la fauna y la flora de Louisiana, caracterizada principalmente por sus famosos cocodrilos.



COMPRAS Y MÁS DIVERSIÓN



En todo viaje que se respete debe haber un tiempo dedicado a las compras, algo que en Nueva Orleans es toda una delicia, pues hay centros comerciales tan atractivos como Riverwalk (a la orilla del Mississippi, por supuesto), donde podemos encontrar todo tipo de mercancías, desde ropa de marcas de firma hasta joyería fina y artículos especializados de todo tipo, más una buena dotación de souvenirs, lugares para comer y mucho más.



Otro lugar que no hay que perderse es Shops at Canal Street, sobre la principal avenida de la ciudad, frente al Casino. Ahí también hay boutiques muy atractivas y tiendas tan prestigiadas como Saks Fifth Avenue. Además de eso, hay muchas pequeñas tiendas de todo tipo en las calles del barrio francés y en sus cercanías, sobre todo para comprar souvenirs, libros de cocina y los ingredientes típicos de la gastronomía cajún.



Ya que se mencionó el casino, vale la pena visitarlo aunque sea por un rato para tentar a la diosa de la fortuna. Este casino es el más grande del mundo y se propone como todo un centro de entretenimiento, pues además del consabido juego en mesas de ruleta, póker o blackjack y las tintineantes maquinitas tragamonedas, tiene espacios para conciertos y otras manifestaciones artísticas, así como varios restaurantes de diferentes especialidades (es muy recomendable el que sirve buffet con cocina de Louisiana e internacional, pues el precio es accesible y la calidad y variedad de los alimentos es de primera, así como la atención).


mapa de Nueva Orleans luisiana estados unidos


EL TOQUE CULTURAL



Si de cultura se trata, New Orleans Museum of Art (NOMA) expone una de las mejores colecciones de artes plásticas del sur de los Estados Unidos, incluyendo algunas joyas del impresionismo que realmente ameritan una visita.



Por otra parte encontramos el Museo del Día D, un recinto de gran interés y con una museografía muy bien lograda para aprender todo lo referente a la Segunda Guerra Mundial y, sobre todo, al famoso desembarco en Normandía por parte de los aliados, quienes por cierto utilizaron lanchas fabricadas en Louisiana.



Por lo anterior y por muchas otras cosas, Nueva Orleans es un destino turístico de primer nivel mundial y se encuentra, sin duda, en uno de sus mejores momentos. Buen viaje.


Fuente: http://www.turistampa.com/Nueva-Orleans-Turismo-con-Sab.10168.0.html

No hay comentarios: