martes, 23 de octubre de 2012

Huesca turismo para todos los gustos



La gran superficie de la provincia de Huesca -15.671 Km²- hace que en su territorio se pueda encontrar una gran diversidad de paisajes naturales, pues en sus apenas 200 Km. longitudinales, de norte a sur, se pasa de las cumbres pirenaicas, superiores a los 3.000 m., al Somontano pirenaico, al que suceden los parajes semidesérticos de Monegros y las tierras del Bajo Cinca, que apenas superan los 100 m. de altitud.

Huesca mapa

Desde el Pirineo hasta el llano, Huesca dispone de una gran diversidad de formas geométricas cambiantes, en la que cada estación estrena colores, luces y formas, y donde el viento, el agua y el sol son los auténticos constructores del paisaje.

Topografías abruptas del Pirineo frente a la placidez de las vastas llanuras de la depresión del Ebro. Aguas bravas, después remansadas, que dan fertilidad a las tierras llanas, resultado de un diálogo permanente entre el hombre y su entorno.

Espacio habitado desde los umbrales de la historia, punto de confluencia de civilizaciones y culturas,
camino de peregrinos y origen del reino de Aragón, donde los testimonios del pasado conviven en perfecta armonía con las creaciones artísticas contemporáneas. Territorio donde las leyendas de los Pirineos, el Santo Grial, San Jorge o la Campaña de Huesca se suceden en un paisaje real de pueblos, iglesias, monasterios y fortalezas. Donde el arte, la historia y la leyenda se funden en una secuencia sin rupturas, evocando sensaciones mágicas que se viven en cada cruce de caminos.

En Huesca la fiesta se prolonga a lo largo de todo el ciclo anual con tradicionales manifestaciones llenas de vida y plenas de participación popular. En los últimos años los festivales celebrados en la provincia han pasado al plano nacional.

La existencia de amplios espacios naturales, su diversidad, su configuración, así como la práctica y el desarrollo de diversas actividades deportivas al aire libre, convierten a Huesca en un paraíso para la acción.

La nieve
Huesca ofrece una gran manta de nieve de más de 300 kilómetros esquiables, a 100.000 esquiadores/hora. Y todo ello en parajes naturales de gran belleza, que le permitirán vivir unos momentos mágicos, que difícilmente podrá olvidar.

Deportes de montaña
En Huesca, guías y empresas especializadas ofrecen la seguridad necesaria al visitante que se inicia en los espectaculares deportes que se desarrollan en su gran reserva natural.

Qué ver en Huesca:

Ayuntamiento. Edificio de estilo aragonés renacentista, construido en el siglo XVI. Entre sus dependencias más significativas destacan: el Patio de Entrada, el Salón del Justicia y el Colegio Imperial de Santiago.

Huesca ciudad

Catedral de Huesca. Estilo gótico. Iniciada en el siglo XIII pero no acabada hasta el siglo XVI, está construida sobre la vieja mezquita musulmana. El Retablo Mayor está realizado en alabastro. Declarada Monumento Histórico Artístico desde 1931.

Museo Provincial. Edificio original levantado como Palacio de los Reyes de Aragón, en el lugar en que se alzaba la alcazaba musulmana. Se conservan: el Salón del Trono, la Sala de Doña Petronila y la Sala de la Campana. Entre los siglos XVII y XIX fue sede de la Universidad de Huesca.

Museo Diocesano. Interesantes muestras artísticas religiosas. Incluye obras de orfebrería, así como la Sillería del Coro de la Catedral y el Retablo de la Abadía de Montearagón.

Iglesia y Claustro de San Pedro el Viejo. Declarado Monumento Nacional en 1855, está ligado a la historia de los Reyes de Aragón. Es uno de los conjuntos más importantes del Románico Aragonés, así como uno de los 2 únicos Panteones Reales de Aragón, donde descansan los restos de Alfonso I el Batallador y los de Ramiro II el Monje. La tradición cuenta que aquí estuvo custodiado el Santo Grial durante 4 siglos.

Rodeando el casco antiguo de la ciudad se erige la Muralla de Huesca. Construida en el siglo IX por los musulmanes, que ya se encontraron con un núcleo fortificado de la época íbero-romana en la parte alta de la ciudad. De sus casi 100 torres sólo se conserva la del Septentrión. Había 7 puertas de entrada, con las más importantes orientadas a los puntos cardinales (restos de la de Remián.

También si lo prefiere puede visitar el Parque Miguel Servet, pulmón de la ciudad de Huesca, así como las calles cercanas al mismo, que están plagadas de tiendas y actividad comercial.

No quisiera omitir edificios tan emblemáticos como:

Palacio de Villahermosa, restaurado hace poco tiempo. Hay que destacar su artesonado mudéjar. El edificio actual es un palacio renacentista aragonés.

Diputación Provincial de Huesca, situada en los Porches de Galicia. Antiguo palacio aragonés, levantado sobre el antiguo solar del Convento de San Francisco. El sótano acoge una serie de ruinas ibéricas.

Teatro Olimpia, totalmente renovado recientemente.

Nuestra querida Basílica de San Lorenzo, donde duerme el patrón de los Oscenses, cuyo nombre hace honor a dicho templo religioso, rodeada de multitud de Iglesias y templos de oración. Templo barroco construido sobre un pequeño templo románico y ampliado en estilo gótico.

Las Miguelas. Pequeña Iglesia gótica con Torre de tradición románica (la primitiva iglesia fue románica). El convento acoge una comunidad de monjas de clausura.

CDAN (Centro de Arte y Naturaleza). Fundación Beulas (colección de arte contemporáneo). Centrado en las artes visuales, es un lugar de referencia en los itinerarios del estudio del arte contemporáneo.

Huesca turismo

La cordillera y valles de los Pirineos son el mayor recurso turístico de Aragón y uno de los principales de la Península. Gran reserva natural y forestal, con cumbres de más de 3.000 metros, es el lugar ideal para la práctica del esquí, deportes de aventura y demás actividades ligadas al turismo de montaña.
Especialmente interesantes son las zonas del Parque Nacional de Ordesa, los Parques Naturales de Guara y Posets-Maladeta y el recorrido aragonés del Camino de Santiago, que entra a España por el puerto del Somport, baja hasta Canfranc para llegar por el valle del río Aragón hasta Jaca (primera catedral románica de España) y reunirse con la ruta de Roncesvalles en Puente la Reina de Jaca.

Los musulmanes fueron detenidos por Carlomagno en los Pirineos y aquí se gestaron los reinos cristianos desde los que surgiría la Reconquista, 800 años de lucha para expulsar de la península a los reinos moros. De esta epopeya de fronteras quedan en el Pirineo multitud de restos históricos románicos: castillos, ermitas, iglesias y torres fortaleza.

Una excelente autovía une Zaragoza con Huesca en dirección al norte. Las carreteras a los valles principales están generalmente en buen estado. El tunel por carretera del Somport ha agilizado las comunicaciones con Francia.

En Huesca la insuficiencia de la agricultura como recurso económico ha provocado que la población se concentre en las principales ciudades de la provincia, y abandone los pueblos salvo en los valles del norte, reconvertidos al turismo de montaña.

Huesca capital provincial tiene unos 48.000 habitantes, es la ciudad más industrial de la provincia y aglutina las instituciones políticas y administrativas.

Jaca es una de las principales ciudades del Pirineo, muy bien comunicada y con un importante patrimonio artístico.

Fraga, en el curso del rio Cinca tiene origen romano, en la via que comunicaba Lérida y Celsa.

Barbastro es la capital de la comarca del Somontano, cuna de la industria vinícola del mismo nombre.

No hay comentarios: