martes, 22 de octubre de 2013

Luxemburgo que ver en esta ciudad



Luxemburgo

Luxemburgo es un país poco llamativo como destino turístico, pero esconde tras de si una belleza increíble, no solo en la capital, Luxemburgo, sino en otras ciudades como Echtenarch, Diekirch o Dudelange.

Cuando nos hablan de Luxemburgo, es fácil que nos venga a la cabeza que es la sede de algunas instituciones de la Unión Europea y poco más, pero no solemos pensar en este país como el destino de nuestras vacaciones. Sin embargo, Luxemburgo es un lugar que deberíamos visitar si se nos presenta la ocasión, y seguro que no nos defraudará.

Luxemburgo

La capital de este pequeño país también se llama Luxemburgo, y es la sede del Tribunal de Cuentas Europeo, el Banco Europeo de Inversiones o el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Uno de los lugares de visita obligada que tiene es la catedral de Santa Maria, una catedral gótica con influencias del Renacimiento comenzada a edificar en el siglo XVII. Desde la catedral, a través de la calle Phillipe, llegaremos a la Place d’Armes, el epicentro de la ciudad.
Es una plaza peatonal, llena de cafés y restaurantes, en la que el segundo y cuarto sábado de cada mes se monta un mercado, igual que en diciembre, cuando podemos encontrar el típico mercadillo de Navidad. En el lado este de la Place d’Armes está el Cercle Municipal, donde se celebran actos culturales; y al oeste, el monumento Dicks-Lentz, dedicado a dos poetas luxemburgueses del siglo XIX que escribieron la letra del himno nacional.

Cerca de la Place d’Armes está la Plaza de Guillermo II, presidida por una estatua del que fuera rey de los Países Bajos y Gran Duque de Luxemburgo. En ella también se encuentra el ayuntamiento de la ciudad. Delante de la plaza está el Palacio Gran Ducal, la residencia oficial de la familia real luxemburguesa.
En la parte alta de la ciudad está la fortificación española, y bajo ella ‘Le Bock‘, un espolón rocoso escavado lleno de miradores que servían para defender la ciudad. A las afueras de la ciudad encontraremos el cementerio americano, donde descansan más de 5.000 militares que lucharon en la II Guerra Mundial, entre ellos el conocido General Patton.

Luxemburgo

A parte de la capital, Luxemburgo tiene otras ciudades interesantes para visitar. Una de ellas es Echtenarch, situada cerca de la frontera con Alemania, reconstruida tras la II Guerra Mundial; o la vecina Diekirch, también a orillas del río Sure, donde se fabrica la cerveza más famosa del país.

 Al sur está Dudelange, una ciudad estrechamente ligada a la industria siderúrgica, con un castillo medieval en ruinas y donde juega el mejor equipo de fútbol del país, el F91 Dudelange. Se puede llegar a Luxemburgo en avión desde distintas ciudades españolas como Barcelona, Sevilla o Madrid con la compañía Luxair. Más económico es ir en autobús o tren desde ciudades cercanas como Bruselas -unas tres horas-, Ámsterdam o Frankfurt.

No hay comentarios: