lunes, 16 de diciembre de 2013

Capital de Madagascar; Antananarivo



Madagascar no solo es la isla más grande de África, también es la cuarta isla más grande del mundo y poseedora de una flora y fauna simplemente excepcionales.
Situada al sudeste de África se halla separada del continente por el llamado canal de Mozambique aunque antaño se hallara unida al territorio continental. Es precisamente la separación de la isla del resto de África la que permitió la conservación de especies ya extintas en el continente. Una prueba de su riqueza natural la aporta el hecho de que más del 5% de las especies de flora y fauna del mundo se hallen presentes en la isla.

Poblada en origen por migraciones tanto del continente como del índico, Madagascar resistió largo tiempo a los intentos de colonización europeos. Independiente de Francia desde el año 1960 el país ha sufrido varios procesos de tensión étnica desde entonces lo que en algunos momentos la ha convertido en un destino inestable.

 Madagascar desde el punto de vista geográfico y medioambiental es un espacio simplemente magnifico. A ello contribuyen unos paisajes que van desde las playas tropicales hasta las montañas nevadas pasando por selvas de una riqueza ambiental absolutamente increíble unido a un clima tropical que va evolucionando según abandonamos la costa y nos dirigimos al interior.

El país mantiene conexiones internacionales a través de diversos aeropuertos que facilitan la llegada aunque a veces las conexiones internas dejen un poco que desear, lo cual, porque no, añaden cierto sabor al viaje, a fin de cuentas estamos en África.

capital de Madagascar

La capital de Madagascar, Antananarivo, no solo es la ciudad más grande del país sino también su más importante centro comercial y económico. Fundada en torno al año 1625 y antigua capital del reino de Merina, la Antananarivo de hoy es una ciudad moderna comparativamente con otras capitales africanas y en pleno proceso de avance a pesar de los problemas políticos y tensiones étnicas.

Madagascar
Madagascar
 Madagascar, Antananarivo: en el año 1995 el principal patrimonio cultural e histórico de la ciudad (y de los más importantes del país) el Rova (o palacio) fue arrasado por un fuego intencionado que además provocó una serie de tensiones étnicas. El fuego acabó con prácticamente todas las tumbas de la dinastía Merina además de obras de arte, documentaciones y, en definitiva, una parte vital del pasado y la cultura del país.

Actualmente en reconstrucción se puede visitar en parte esta maravilla de construcción en parte. Además de todas las prestaciones de una ciudad moderna, Antananarivo posee atractivos como el museo de historia Manampisoa con una parte importante del legado histórico restante o la hermosa Universidad de Madagascar.

Visitar su colorido mercado o simplemente perderse entre las calles de la ciudad con paradas como la famosa escalera de Lastelle, que asciende por la roca de Ambatonakanga para llegar hasta la Plaza de la Independencia, son parte imprescindible de la visita a esta ciudad en plena expansión y modernización.

No hay comentarios: