lunes, 25 de junio de 2012

Nueva Zelanda un país de aventura en Oceanía



En Nueva Zelanda hay algo más de 270.530 km2 (1/2 de España), y una población cerca a los 4 millones, repartidas en dos islas; La Isla Norte algo más pequeña que la Isla Sur, tiene sin embargo dos terceras partes de población siendo Auckland y Wellington las ciudades más pobladas.

Nueva Zelanda Wellington

La capital de Nueva Zelanda es Wellington situada en el extremo sur de la isla. La población neozelandesa comenzó siendo maoríes, pueblo de la polinesia que descubrieron Nueva Zelanda y la dieron el nombre de “Aotearoa”. Más tarde los ingleses la poblaron y hoy en día existe una mezcla de maoríes, europeos y asiáticos.

La Isla Sur, separada por el estrecho de Cook, (20km), tiene más de 150.440km2, la cordillera de los Alpes Meridionales recorre casi toda la isla y cuenta con 223 picos conocidos que sobrepasan los 2.300 metros. Esta cadena montañosa separa los bosques vírgenes de la costa oeste de las fértiles planicies del este. Su ciudad más importante es Christchurch con una población de 360.500 habitantes.

Nada en Nueva Zelanda iguala a estos monumentales fiordos tallados por la imparable y hermosa madre naturaleza.

Nueva Zelanda Auckland

TURISMO EN NUEVA ZELANDA
Dos millones de turistas internacionales visitan Nueva Zelanda cada año: eso significa un turista por cada dos habitantes locales. Atraídos por la belleza natural del país, también se encuentran aquí con una cultura urbana floreciente y con una sociedad que acompaña las últimas tendencias mundiales.

Al mostrarles el país a nuestros visitantes, tomamos conciencia de lo hermoso que es Nueva Zelanda. Montañas cubiertas de nieve en sus cimas, doradas playas, lagos brillantes y selvas antiquísimas: tal como aparece en las postales.

Gracias a nuestra poca densidad de población, siempre es posible encontrar un lugar tranquilo donde estar a solas con la naturaleza. Una de las actividades más populares en vacaciones es ir de campamento y dormir en carpas o cabañas en el bosque, o cerca de una playa o un río. Lejos del ruido y el bullicio de la ciudad se pueden disfrutar actividades al aire libre como la pesca, las caminatas y la natación. La mayor parte de los paisajes más cautivantes de Nueva Zelanda se encuentra en los Parques Nacionales, a los que el público tiene acceso gratuito.

La cultura maorí, tanto tradicional como contemporánea, es una atracción turística importante. Los turistas pueden tener contacto con los antiguos artes del tallado, el tejido y el kapa haka (representación tradicional), o comprar objetos coleccionables de arte contemporáneo. Existen opciones turísticas innovadoras que permiten a los visitantes experimentar una inmersión total en la cultura maorí moderna.

La región termal del centro de la Isla del Norte ha sido un destino turístico muy popular desde el siglo XIX. Los géisers activos, el barro burbujeante y las fuentes termales naturales de Rotorua se complementan en la actualidad con experiencias culturales y artísticas maoríes que son de las más sofisticadas del país.

El museo nacional Te Papa, en Wellington, es distinto a cualquier otro museo del mundo. Lúdico, interactivo, audaz, incluye un marae (lugar de reunión maorí) en funcionamiento y experiencias de realidad virtual de última generación.

Nueva Zelanda Queenstown

La localidad de Queenstown en la Isla del Sur es la capital nacional de la aventura y el lugar donde nació el bungy jumping (salto con cuerda). El Pico Coronet es la fabulosa pista de esquí de Queenstown, pero tanto la Isla del Norte como la Isla del Sur ofrecen excelentes posibilidades para esquiar.

El pequeño tamaño de Nueva Zelanda y su eficiente infraestructura hacen que sea fácil de explorar. Los turistas pueden descubrir en ella muchos tesoros escondidos, desde playas solitarias a concurridos cafés, desde la nieve perfecta al cortado más sabroso. Más allá del interés que cada uno tenga, los turistas se ponen de acuerdo en una cosa: querrían pasar más tiempo en Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda mapa

EL CLIMA: La situación geográfica de Nueva Zelanda hace que las estaciones sean inversas que en el hemisferio norte, la primavera llega en septiembre; el verano en diciembre; el otoño de marzo a mayo y el invierno durante junio, julio y agosto. La temperatura media en verano es de 18ºC a 23°C -puede variar entre la Isla Norte y la Isla Sur, y dependiendo de la altitud. En invierno la temperatura está entre los 8ºC y 13ºC, además hay numerosas nevadas en las montañas del interior.
El periodo de lluvias es muy variable pero por lo general llueve más en invierno y primavera, siendo la zona más húmeda la costa oeste de ambas islas.



Fuente: http://www.nuevazelandatours.es/viajes-nueva-zelanda-turismo.html

No hay comentarios: